4

27.3.08

Ayer me ocurrió una cosa increíble, al llegar a casa y abrir el buzón, entre las amables cartas del banco (que últimamente son los últimos que me escriben), me encontré una carta a mi nombre y sin remite. Al abrirla... ¿qué me encontré?...

















Marzo de 2008, original en lápiz sobre papel blanco, 100x77 mm.


"1 Kilo de
chuleta de aguja
guja de cerdo
finas por favor"

Ante este documento sólo puedo pensar en dos cosas, o bien la persona que lo llevaba no hablaba castellano, o bien no hablaba en absoluto, porque si no, no me explico lo del "por favor" al final del texto. Imagino que así es como compran en el mercado las personas mudas.

Gracias al anónimo colaborador, espero que en los comentarios nos aclare todo lo que sepa sobre esta misteriosa aportación.

2 compraron:

Victor dijo...

Sin duda es lo que teneia que leer el comprador al llegar a la carniceria.
Es importante pedir la cosas por favor.

María dijo...

Quizá fuera como mi madre, que me deja regalitos como ese siempre que llego reventada a casa y me toca ir a Mercadona...
Me encanta la idea del blog!